La vida Cristiana es una relación de amor

De una manera muy directa Juan en su evangelio, nos dice que lo que motivó a Dios a hacer lo que hizo por nosotros, fue el amor; “De tal manera amor Dios al mundo…”Juan 3:16, fue el amor de Dios que llevó a Jesús a la cruz del Calvario.

¿Quién inició?, ¿Quién tomó el primer paso, hacia nosotros? fue el Señor, y lo hizo por lo tanto que nos ama. El amor de Dios reconcilió al hombre con Dios. Dios invita al hombre a una relación personal con él, en amor, y por amor. Tan grande es el amor de Dios que dice la palabra de Dios que él hizo todo esto cuando aun éramos enemigos. Lo que Jesús hizo lo hizo por aquellos que eran sus enemigos. Con tanta razón el apóstol expresa su anhelo que nosotros comprendiéramos la grandeza del amor de Dios.

“Seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.” Efesios 3:18-19

Es la grandeza de este amor que impacto tanto al apóstol Pablo, que lo motivó a una vida de servicio al Señor. Pablo dice: ¿si alguien quiere preguntar el “por qué” de su entrega su labor, su pasión? responde: ¡“el amor de Cristo nos constriñe”! La razón de todo lo que Pablo hizo fue el amor de Dios.

Cuando el amor es lo que nos motiva, nada es difícil. Nada es impuesto. Nada es por fuerza. Nada es demasiado. Nadie enamorado siente que se le impone, se le fuerza, o se le obliga.

Cuando una pareja está enamorada, no hay nada que no haría el uno por el otro. Cuando el amor se enfría de repente, todo se hace una carga, un fastidio, una imposición. Cuando ya no hay amor, lo que antes era un deleite hacer, se vuelve en una molestia; lo mismo que sucede entre una pareja, es lo mismo que sucede con cristianos en su relación con Dios.

La razón por la que cristianos llegan a un lugar en su vida Cristiana donde todo les es una carga, una imposición es porque su amor al Señor se ha enfriado. Jesús dijo: “y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.” Mateo 24:12

Si, es verdad, que debemos obedecer a Dios solo porque él nos pide obedecerle. Pero, Jesús dijo que debemos obedecerle por nuestro amor a él. “El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.” Juan 14:21 Dios espera una respuesta a su amor.

No hay razón para no amar a Dios. Ėl nos amó primero, Dios nos mostró su amor con el fin de que respondiéramos a su amor, viviendo nuestras vidas a su agrado porque le amamos.

Cuando amamos a alguien. . .
– Anhelamos, deseamos, disfrutamos su compañía.
– Nos esmeramos por agradarle.
– No hay nada que no haríamos por él o ella
– No hay nada que no le daríamos.

Se puede argumentar que el amor entre parejas se enfría porque uno o el otro o los dos dejan de amar. No así con el amor de Dios. Hablando del amor de Dios, el amor ágape, en 1 de los Corintios dice que su amor “nunca deja de ser”. El capítulo 8 de romanos nos dice que nada jamás nos separará del amor de Dios.

La razón por la cual a muchos cristianos les pesa vivir para Dios, servir a Dios, dar a Dios es porque su amor a Dios se ha enfriado sin razón. Jamás faltará motivo o razón para amar a Dios. Nos amó antes que viniéramos a él, nos salvó porque nos amó, y nunca cesa su amor por nosotros. Cuando el amor a Dios no es el motivo, el centro de nuestra relación personal con Dios termina en una religión, no en una relación personal con Dios. La vida Cristiana no existiría sin el amor de Dios. La vida Cristian es una relación de amor con Dios.

En el libro de Apocalipsis 2:4-5 el Señor Jesús acusa a la Iglesia de Éfeso por haber dejado su primer amor. Les instruye a. . .
-Recordar el primer amor que tenían por él
-Arrepentirse
-Hacer las primeras obras

¿Vive usted en una relación de amor con Dios? ¿O Vive una religión?

Dr. Ezequiel Salazar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *